domingo, 29 de noviembre de 2009

NUESTRO ENCUENTRO


Por fin había recibido ese mensaje tan esperado...
mañana estoy en Madrid por unas horas, podremos vernos al fin??
Me puse muy nerviosa imaginando todas las locuras que habíamos imaginado cuando estuvieramos juntos.
Recorrer las calles del viejo Madrid paseando de la mano,
perdernos en un esquina sin saber ni donde estamos,
saborear nuestros besos de miel tantas veces imaginados,
sentir como nuestras caricias inventadas tomaban forma en mi imaginación y en mis sentidos,
y entonces comencé a sentir tus manos acariciando mi cuerpo desnudo mientras cerraba los ojos y me dejaba llevar por el placer de tu besos.
y volvi a soñar con deslizarnos debajo del edredón de plumas y comenzar a juguetar con nuestros cuerpos desnudos...
buscar impaciente tu verga para sentirla al fin entre mis manos, tomarla con firmeza y comenzar a moverla con suavidad sintiendo entre mis dedos como iba tomando forma y se endurecía con rapidez.
reptar por tu cuerpo... besándolo, hasta llegar a tu sexo que ya se encontraba a tono y comenze a darle lametones con mi lengua hasta metérmela en mi boca caliente y húmeda uhmmmmmmmm y comencé a saborearla con calma sintiendo cada vena henchida por el placer, oyendo tus gemidos inagotables.
Notar como tus labios recorrian mi cuerpo con besos llenos de caricias contenidas durante largo tiempo.
A sentir tus manos acariciando cada poro de mi piel que se despertaba en un escalofrío de placer...
pense tantas veces en ti... que podia oir tus palabras susurandome al oido sonetos de dulzura que me hacian estremecer de placer.

Y aqui quede, deseando nuestro encuentro como tantas otras veces habia imaginado...
y deseando que esta vez se hiciera realidad....

martes, 17 de noviembre de 2009

Te echo tanto de menos...






Aunque... como se puede echar de menos algo que no crees haber sentido?
Solo te lo imaginas, piensas como debe de ser... de verdad se flotara como en una nube?, se harán locuras?, se perderán los sentidos? te volaran mariposas en el estomago?, no veras los defectos de esa persona de la que te enamoras?...
Pufff!!! Que complicado, creo que tengo mi cabeza demasiado bien amueblada para hacer locuras de ese tipo, creo que piso demasiado en el suelo para saber que no me debo ilusionar con cualquier frase bonita que te saque una sonrisa... o al menos me la sacaba...
Estamos tan llenos de falsedad, egoísmo, egocentrismo; que somos incapaces de dar, si no más, al menos igual que lo que recibimos, todo eso me lleva a pensar que llego el momento de disfrutar de mi soledad.

"la soledad es para inteligentes... y no para cobardes que se ocultan en ella para no afrontar sus problemas"

viernes, 13 de noviembre de 2009

Mi reflexión de hoy

Cuando nos planteamos una relación, ¿que esperamos realmente de ella?
Llegan ciertos momentos en la vida que por una u otra razón llegas a la conclusión de que ¡¡realmente!! no sabes que es lo que quieres en una relación.
Siempre hemos tendido a pensar que son los varones los que no quieren complicarse la vida con una relación estable, pero... realmente ¿que queremos nosotras?
Yo me hago esa pregunta cada día.
Si realmente me siento feliz con mi situación de libertad, como así es, porque me empeño en complicarme la vida con una relación, con alguien, que me va a robar mi tiempo...
¿De verdad somos tan dependientes las mujeres de los hombres?
Sinceramente, creo que no, creo que es cuestión de... "costumbre", de lo que se supone que es lo "normal" y estas cuestiones las tenemos tan arraigadas dentro de nuestros sentidos, que muchas pensamos que si no vivimos en pareja no tenemos que ser del todo felices.
¿Y sabéis que?
Creo que esto no tiene porque ser así.

Este blog se va a convertir en algo más que un lugar donde colgar mis relatos eróticos.
Porque ha llegado el momento, la situación, en la que ningún hombre me inspira lo suficiente como para seguir cultivando mis escasas dotes de escritora de relatos eróticos.
Porque se me han ido las musas a dormir, y cuando abro este blog me da mucha pena que no contenga nuevas entradas.
Porque ahora llego el momento de otro tipo de inspiraciones y comentarios sin miedo a quien los pueda leer.
Porque hoy es hoy, y hoy se ha abierto una nueva etapa en mi vida en la que creo que no hay nada como sentirse prescindible para comprender que una se tiene que acostumbrar a estar sola por los tiempos de los tiempos.
¿Quien necesita realmente a un hombre en su vida?
Si algunos no sirven ni para lo único que sirven los hombres......

viernes, 16 de octubre de 2009

La Playa





Aquella mañana me desperté empapada en sudor, había sido una noche tremendamente calurosa y a pesar de dormir desnuda, el calor había empapado mi cuerpo en sudor, por lo que decidí que me acercaría a la playa aquella misma mañana.

Al llegar a ella descubrí que apenas había gente, ¡¡¡claro!!! Era un día laborable y la mayoría de las personas estarían ocupadas en su puesto de trabajo.

Me deslice por la arena hasta un rinconcito entre unas palmeras y una piedras de gran volumen, un poco apartada de la vista de los curiosos, y allí me dispuse a colocar la toalla en la arena y a despojarme de mi ropa y la parte de arriba de mi bikini para sentir los rayos del sol; Antes de tumbarme pensé en refrescarme en el agua del mar y hacia allí me dirigí, sintiendo la arena caliente bajo mis pies.
Apenas éramos 20 personas en la playa, algunos se bañaban y otros tomaban el sol. Girando la mirada y un poco más apartado había un tipo, alto, delgado pero fibroso, de pelo rubio y muy dorado por los rayos del sol, estaba sentado sobre su toalla leyendo un libro, yo gire mi cabeza de nuevo y me adentre en el agua salada y fresquita, uhmmm que sensación sentir el agua en todo mi cuerpo desnudo.

Chapotee durante largo rato y después salí del agua y regrese a mi lugar apartado, según iba acercándome al sitio vi que había alguien muy cerca de mi toalla, y cual fue mi sorpresa al descubrir que era el tipo que había visto antes de entrar al agua. Estaba tomando el sol tendido en la arena, con su bañador ajustado que me dejo apreciar claramente su perfecta anatomía más intima, esto creo en mí un fuego interno que me altero profundamente, mis pezones se endurecieron al intuir el gran falo que guardaba aquel bañador azul eléctrico.

Yo, intentado disimular me tumbe en mi toalla y cerré los ojos.
Al cabo de un rato note que en parte de mi cuerpo ya no sentía los rayos del sol y abrí los ojos, él estaba de pie junto a mí y me preguntaba mi nombre, me incorpore y le salude amistosamente.
Hola soy Isabel y tú como te llamas? Pregunte.
Ricardo, me dijo con una sonrisa en sus carnosos labios.
Te estaba observando mientras te bañabas y no he podido resistir venir a conocerte, eres de por aquí?
Si, vivo, no muy lejos de aquí y tu?
Yo también, me gusta venir a la playa a diario ya que los fines de semana esto se pone hasta arriba.
Me puedo sentar contigo?
Si claro, no me importa, le dije.
El extendió su toalla al lado de la mía y se tumbo en ella; continuo hablando mientras yo observaba sus ojos azules, su perfecta nariz y ese hoyuelo tan perfecto que adornaba su rostro en la barbilla como poniendo un punto y final a tan perfecto rostro…

El comenzó a hablar de lo que le gustaba el mar, yo me quede ensimismada escuchándole, al cabo de un rato me pregunto si a mi me gustaba también el mar, yo asentí con la cabeza sin poder articular palabra y entonces el se acerco un poco más hasta que se aproximo a mi oído y me dijo…
La verdad es que me gustas mucho más tú, te he observado caminar hacia el agua y no he podido resistir venir a conocerte.
Mis sentidos se activaron y se estremecieron a la vez, y como en un susurro, y con dificultad, por la vergüenza, le dije... La verdad es que yo también me había fijado en ti…
El me sonrió y acerco su rostro al mío, despacio, y depositó un beso en mis labios, yo cerré los ojos y me deje llevar por el momento.
Siguió besándome mientras me acariciaba los hombros y bajo hasta mis pechos que aún estaban húmedos por el baño marino, fuimos tumbándonos poco a poco sobre la arena, el encima de mí, y yo empecé a acariciar su espalda con la yema de mis dedos.
Y comenzó a besarme por todo mi cuerpo desnudo, mi piel se estremecía con el roce de sus labios, bajo por mis pechos rozándolos suavemente con su lengua y mis pezones se endurecieron en un instante, yo acariciaba su cuerpo despacio y entonces metí mi mano dentro de su bañador ajustado, sentí como su falo se endurecía entre mis dedos.
El, entonces, saco su pene por la entrepierna del bañador y aparto mi tanga con sumo cuidado y fue entonces cuando yo abrí despacio mis piernas y deje que su miembro rozara mi clítoris, un escalofrío subió por mi cuerpo que me hizo abrir más las piernas esperando que me penetrara en ese momento, el me envistió con un movimiento de sus caderas y yo le sentí entrar…. Uhmmmm, el placer invadió mi cuerpo y apreté mis caderas contra las suyas y comenzamos a movernos en un compas perfecto de placer y sensaciones, mientras el besaba mi boca con ardor comiéndome los labios, succionando mi lengua bajando por mi cuello y besándolo una y otra vez, uhmmm
Seguimos así durante un rato hasta que sentí como su cuerpo temblaba pegado al mío y supe que se estaba corriendo dentro de mi, mi excitación subió y sentí que mi vulva también comenzaba a temblar y entonces nos llego el clímax total y temblamos casi a la vez….
El se quedo tendido sobre mi cuerpo y continuo besándome un rato más.

jueves, 15 de octubre de 2009

KaMaSuTRa: La postura del Bambú




A partir de la posición del misionero, la mujer desliza una pierna sobre el hombro de su pareja que echa simultáneamente su rodilla hacia delante. Después de varios instantes en esta posición, la mujer baja su pierna y repite el mismo movimiento con la otra pierna. Cada movimiento debe ser repetido varias veces.
- Posición graciosa, original y bastante acrobática para las parejas las más atrevidas.
- Estimulación limitada.
- Exige una buena agilidad de la mujer.

Porque no?

Hoy he leido un texto en un blog que me ha hecho meditar....

Por que hay muchas mujeres que no se sienten capaces que deshinivirse ante el sexo?
Por que hay mujeres que solo ven en los tios a alguien con quien establecer una relación seria, cuando criticamos que son incapaces de mantener ese tipo de relacción?
Que nos hace pensar que no esta bien acostarse con alguien, solo porque te apetece en ese momento y luego si te he visto no me acuerdo?

Creo que las mujeres tenemos que evolucionar en ese sentido y no hacer de cada relación una ilusión por crear un compromiso.

Tenemos que ser capaces de separar en nuestra cabeza el deseo sexual de la necesidad de cariño ya que lo segundo si lo podemos encontrar más facilmente en nuestro dia a dia, en nuestra familia, nuestros hijos, los amigos.

Sin embargo la satisfacción sexual no lo podemos encontrar ahí, tenemos que buscarlo fuera y aprovechar cada momento que nos pueda brindar la vida, siempre con cabeza, eso si, eligiendo bien y cuando realmente nos apetezca a nosotras.

Además teniendo varios amantes siempre puedes ir comparando y quedarte solo con lo mejor para ti, sexualmente hablando, claro!!!.
Seguro que terminas encontrando uno con el que te merezca la pena repetir...

miércoles, 7 de octubre de 2009

KaMaSuTRa: La posición de la Alineación Perfecta




La mujer se tumba sobre el hombre las piernas abiertas para facilitar la penetración. Una vez el pene bien asentado, ella aprieta las piernas para que los cuerpos de la pareja se superpongan en un alineación perfecta. La mujer puede entonces empezar la estimulación frotando su cuerpo lateralmente y horizontalmente contra el de su pareja.
- Posición muy intima ofreciendo un contacto máximo entre la pareja.
- Las paredes vaginales más apretadas favorecen sensaciones más intensas.
- Recomendado para el amor tántrico.
- Profundidad de penetración y amplitudes de movimiento limitadas.

KaMaSuTRa: La unión del Aguila




Tumbados sobre el costado, la pareja se abraza con los brazos y las piernas, la mujer apretando la cadera de su pareja entre sus piernas. El hombre repliega ligeramente sus piernas para facilitar la penetración.
- Posición muy intima ofreciendo un contacto máximo entre la pareja. - Buena profundidad de penetración si el hombre pliega suficientemente sus muslos entre los de su pareja. - Amplitud de movimiento limitado.

domingo, 4 de octubre de 2009

KaMaSuTRa: La posición del Andromaca


El hombre está tumbado sobre la espalda, su pareja se posiciona encima de él, en cuclillas o arrodillada, el busto completamente erguido. Ella controla perfectamente la profundidad y el ritmo de la penetración y puede liberar a sus anchas sus fantasías de dominación.
- La mujer guarda un control total permitiéndole estar más en confianza y encontrar los correctos movimientos para maximizar su placer.
- El hombre tiene las manos libres para proporcionar todavía más placer a su pareja acariciando sus senos, sus nalgas o su clítoris.
- Posición ofreciendo una buena estimulación del punto G.
- Ángulo de penetración a veces incómodo para el hombre, hasta doloroso si la verga se dobla.

KaMaSuTRa: La posición de la Gran Apertura


A partir de la posición de Andromaca, la mujer bascula la espalda hacia atrás y desliza una pierna bajo la de su pareja. En el transcurso de la maniobra, ella tendrá cuidado en sostener el pene bien apretado en su vagina para evitar cualquier salida involuntaria. Ella podrá entonces ir y venir de forma transversal de izquierda a derecha para experimentar sensaciones nuevas.
- Una posición original que resulta ser cómoda para la pareja.
- La penetración transversal ofrece sensaciones diferentes especialmente estimulando les paredes laterales de la vagina.
- Riesgo de salida involuntaria durante el balanceo.
- Amplitud de movimiento un poco limitada.

KaMaSuTRa; Unión de la Abeja


La mujer se sienta sobre el pene de su pareja, el mismo sentado y las piernas desplegadas hacia adelante. La mujer puede entonces ir y venir verticalmente apoyándose sobre las manos y las piernas. El hombre acompaña al movimiento levantándola por las nalgas o los muslos.
Variante : El hombre puede posicionarse de espaldas a la pared para un mejor apoyo. La mujer puede arrodillarse en vez de sentarse para poder agacharse más fácilmente hacia adelante y cambiar de ángulo de inclinación de la vagina.
-La mujer controla mejor la profundidad de la penetración que en las demás posiciones con penetración por detrás.
-Las paredes de delante de la vagina y el punto G están bien estimulados.
-El hombre en posición pasiva puede acariciar prolongadamente los senos y el clítoris de su pareja.
-Posición cansina para el hombre en ausencia de apoyo.

viernes, 2 de octubre de 2009

KaMaSuTRa: La postura de la Estrella




La mujer tumbada sobre la espalda abre de forma amplia las piernas, el hombre posiciona una pierna entre las de la mujer y la penetra de costado, tomando apoyo sobre su brazo opuesto. Puede aumentar la estimulación frotando su muslo contra el clítoris.
- La penetración por el costado proporciona sensaciones diferentes para la mujer como para el hombre.
- La vulva y el clítoris están bien estimulados por los roces del muslo del hombre.
- La pareja tiene cada uno una mano libre para acariciarse y abrazarse.
- Movimientos de la pelvis limitados.

KaMaSuTRa: La union del Gato



















A partir de la posición del misionero o de la de la monta, la pareja bascula sobre el costado y con suavidad para evitar una salida inopinada del pene.
- Posición intima y dulce permitiendo a la pareja mirarse y abrazarse sin que uno se sienta dominado por el otro.
- Profundidad de penetración y amplitud de y movimiento limitadas.
- Riesgos de salida involuntaria durante el balanceo.

domingo, 26 de julio de 2009

20 CLAVES PARA SEDUCIR A UN HOMBRE


Sexo divertido, diferente, original, excitante, atrevido, apasionado, inolvidable, insuperable...¿Te animas?. Si la respuesta es "sí" te lo contamos todo para que la rutina no invada tu cama.

La cama es el lugar ideal para innovar, para que tu imaginación vuele y consigas que en cada encuentro sigan saltando chispas. Pero será un poco difícil conseguirlo si te refugias en lo que ya has probado y no te animas a salir de la rutina. Es por ello que a continuación te ofrecemos 20 ideas para volverlo loco. Anímate al cambio, él sabrá como recompensarte.

Estos trucos estan enfocados hacia la mujer, pero tambien pueden ser trucos para seducir a una mujer, ya que pueden servir tanto para el hombre, como para la mujer

1. La gallinita ciega

Véndale los ojos con un pañuelo de seda y que no sepa por dónde esperar tu ataque. Se tendrá que concentrar en lo que siente y el jueguecito en cuestión lo pondrá cardíaco. No te prives de nada, bésalo y acarícialo por donde menos lo espere.

2. La dulce espera

la intensidad del orgasmo es directamente proporcional a la excitación. Pues tortúralo parando en seco cuando esté a punto de alcanzar el clímax de placer. Al principio tal vez se queje, pero después de dos o tres veces de haberlo sometido a esta "dulce" tortura, cuando finalmente dejes que toque las puertas del placer, la sensación será mucho más intensa y profunda

3. El espejismo de placer

una imagen vale más que mil palabras, ¿no?. Pues pon un espejito mágico cerca de vuestro lecho para que los dos puedan controlar de cerca sus movimientos y disfruten de la versión de sus cuerpos enlazados por la pasión.


4. Amor culinario

¿te acuerdas de la escenita de Nueve semanas y media en la que empiezan a mezclar sexo y comida? Pues márcate un punto y decora tu sexo con su postre preferido. Otra sensación muy gustosa es extender crema por sus labios y besarlo así. La textura hará que el contacto sea realmente inolvidable.


5. De aquí no te escapas!

una vez que esté en tu interior, contrae tus músculos vaginales. Esta sensación multiplicará su placer. Puedes jugar a contraer y dilatarlos cuando esté dentro tuyo. Hay doctrinas hindúes que aseguran que así, sin más movimiento, se puede llegar a alcanzar el orgasmo. Seguramente no llegarán a tanto, pero será divertido y aumentarás su placer. Para perfeccionarte en esta técnica puedes hacer gimnasia vaginal, es decir contraer y distender los músculos de esta zona. Es un ejercicio sencillo que puedes realizar en cualquier lugar y que, además, mejorará tu orgasmo.

6. Átame

Átalo a tu cama. no se trata de un sentido figurado, sino literal. Utiliza pañuelos para sujetarlo a tu cabecera impidiéndole que se mueva mientras tu decides como enloquecerlo. También puedes jugar, hacerlo esperar tus caricias hasta la exasperación, rozar su cuerpo con tus pechos...no hay tortura más dulce que esta.

7. Piérdete en su pecho

ellos se pasan el día especulando con nuestros pechos, su volumen , su forma, etc. En cambio, nosotras parece que a veces ni nos fijamos en que ellos también tienen. Sus pezones son una zona de alto voltaje que aceptará de buen grado cualquier tipo de caricias, sobre todo cuando están excitados.

8. Ropa fuera!

desnudarse es todo un arte que puedes perfeccionar montándole un striptease. Si lo hace, no te apures, desnúdate con calma, acariciándote el cuerpo, haciéndolo esperar cada prenda y con música de fondo.

9. Arroz a la cubana

¿has oído hablar alguna vez de la cubana? Consiste en masturbar a tu pareja con tus pechos. Para dicha práctica se ha de tener un considerable volumen torácico y habilidad en este difícil arte, por lo que no está al alcance de todas las mujeres. Pero acaríciale esa zona tan preciada de su anatomía con tus pechos, le regalarás un placer infinito.


10. Cuidarse es placentero

están de lo más animados y llega el momento de ponerle el preservativo. Haz que esa instancia se convierta en un juego más poniéndoselo con tu boca. Hazlo con mucho cuidado de no morderlo y colócatelo plegado en la boca. Luego se lo pones y se lo vas bajando hasta que quede perfectamente colocado. Si no eres una especialista en el tema ensaya con los dedos

11. La búsqueda del tesoro

el perineo es la zona que va desde los testículos hasta el ano. Cuando está excitado se convierte en un lugar muy sensible. Presiónalo con suavidad y... arderá.

12. Excursión inolvidable

una vez hecho el movimiento anterior puedes rematar la jugada haciendo travesuras por su espalda. Aunque resulte difícil de creer, algunos expertos aseguran que el punto G está en el ano de los hombres. Caricias tentadoras y algo más, pueden despertar una parte poco explorada de su sexualidad.

13. Cuerpo a cuerpo

los masajes relajan, excitan y gustan. Si quieres que tu handicap como masajista esté por las nubes, utiliza tu cuerpo para hacerlo. Es el llamado "thailandés", en el que la chica libera la tensión de su compañero con un masaje muy corporal.

14. Toca lo que suena

a veces pensamos que después del pene ya no hay vida excitante. No te equivoques, los testículos son zonas muy sensibles que se excitan mucho más con las caricias y los besitos. Mientras lo tocas, deja caer la otra mano buscando otros puntos de placer.

15. Utilízalo!

Sus veinte centímetros pueden tener muchas más aplicaciones de las que imaginas. A parte de servir para lo que todas sabemos, también pueden ser una agradable forma de estimular tu clítoris. Puedes sujetarlo y pasarlo por donde tu sabes. Te excitarás hasta lo impensable jugando con él.

16. Zonas de alto voltaje


la oreja, el cuello, la nuca son zonas que pueden hacerle echar chispas. Un truco, para que tus caricias tengan mayor repercusión: prepara el terreno. Deja pasar tu cálido aliento por ellas y entonces sentirán aún más las caricias que le vas a obsequiar.

17. Juegos calientes

para romper la rutina no estaría nada mal disfrutar de un juego erótico. Los hay especialmente destinados a tal efecto, en plan Pirámide del amor, o también podéis improvisar un strip póker y después hacerle recuperar sus prendas de la mejor y más caliente forma que se te ocurra.

18. Al ataque!

lo mejor para conseguir un buen ataque es el factor sorpresa. Busca un sitio donde no se pueda imaginar que tú vas a tomar la iniciativa y demuéstrale de lo que sois capaz de hacer. Puedes proponerle hacerlo en el ascensor, en el mar o en la montaña.

19. Provócalo!

no hay nada más divertido que ponerlo en un compromiso. Si estáis en una cena, tu pie puede empezar a navegar entre sus piernas. Si vais en el coche y os detenéis en un semáforo, tu mano puede perderse en su anatomía... pero guardar el mejor momento para cuando estéis aparcados.


20. Teléfono Rojo


llámalo a cualquier hora para mantener una tórrida conversación. Explícale lo que le harías si lo tuvieras delante y lo que te gustaría que te hiciera. Si él no puede hablar porque tiene a alguien delante, pasa de todo y explícale con todo lujo de detalles lo que más deseas en ese momento.

viernes, 24 de julio de 2009

Como disfrutar del sexo anal (Y que no duela)

Una buena amiga me dio estos consejos para que me animara a practicar sexo anal, yo aún me lo estoy pensando!!! jejejejeje, pero resulta muy convincente, no os parece?????

Muchas mujeres tienen curiosidad con el sexo anal, pero les da miedo el dolor y no se sienten cómodas haciéndolo. Algunas mujeres que no están dispuestas a probarlo con su compañero actual, puede que hayan tenido una mala experiencia previa con un amante ignorante e impaciente.

Sin embargo, el sexo anal puede ser muy placentero para una mujer, porque el recto comparte una pared con la vagina y los nervios sexuales se encuentran más cerca del lado anal, lo cual hace la sensación única y más orgásmica.

Si sigues los siguientes 10 pasos, puedes asegurarte que tus experiencias con el sexo anal sean placenteras y no dolorosas.

1) Higiene:

Por obvias razones tienes que limpiarte el área primero. Si te sientes muy incómoda con tu ano, puedes mandártelo a depilar. Te sorprenderá cuan confiada y relajada te va a hacer sentir.

2) Paciencia

El preámbulo y el sexo normal antes de probar el sexo anal ayudan a relajar mucho. El Analingus (sexo oral anal) es otra excelente manera de calentar y relajar y es muy placentero también. Deja que tu pareja te lama suavemente en forma circular y que humedezca el área. Que saque la punta de la lengua y la inserte lo más que pueda haciéndolo una y otra vez.

3) Usar mucho lubricante

El área anal no se lubrica por si misma así que los lubricantes son de gran ayuda. Los lubricantes basados en silicona o agua funcionan muy bien con los condones. Muchas parejas prefieren un lubricante más espeso, tipo gel; usa el que más te acomode. El uso de lubricante es fundamental, usa lo más que puedas, nunca es de sobra.

4) Los dedos primero:

Los esfínteres no permiten que objetos grandes pasen por el ano fácilmente. Hay que empezar de a pequeño. Tu pareja debe lubricar un dedo e insertarlo suavemente sin moverlo mucho, para que te acostumbres a la sensación de tener algo adentro. Una de mis favoritas es dar dedo y estimular el clítoris con mi lengua. Ayuda a relajar mucho.

Una vez estés cómoda y dilates, lentamente tu pareja va moviendo el dedo hacia adentro, hacia fuera y alrededor. Poco a poco tu pareja debe ir estirando el ano presionando hacia los lados. Cuando empieces a disfrutarlo más y más, dile que te inserte dos o más dedos. Siempre con paciencia y lentamente. Asegúrate de estar relajada. Tu pareja debe usar lubricante cada vez que inserte el dedo.

5) Ponerse en posición

Una posición puede ser relajante y otra dolorosa. Aunque “en cuatro” es la posición preferida de muchas parejas para tener anal, puede no ser la mejor para las principiantes.

La posición misionaria (el hombre arriba, la mujer abajo) permite mayor relajación y una penetración más fácil.

6) Penetración lenta (la puntica na’ más)

Cuando estés lista para la penetración, es recomendable que tomes una o ambas manos y abras tus nalgas. Antes de la penetración tu pareja debe usar condón obligatoriamente y lubricarse el pene. Tu pareja debe empezar MUY lentamente insertando solo la punta del pene. Es normal que sientas incomodidad y un poco de dolor por ser la primera vez. Pero si es demasiado doloroso es mejor parar.

7) Más profundo

Cuando ya estés cómoda con la punta del pene, se puede penetrar más, pero de una manera lenta y que sea cómoda para ti. Puede tomar 5 minutos insertar el pene completamente. La respiración y la comunicación son importantes.

8) Experimentar

Una vez se logra la penetración total, la clave es probar, experimentar posiciones, profundidades, ángulos, velocidad en que se penetra. Cerrar el ano puede aumentar el placer.

9) Estimulación de otras partes del cuerpo

Que te den dedo en el clítoris, que te jalen el cabello, nalgadas, etc, hacen la experiencia mejor.

10) Después del clímax, puedes estar muy sensible a la penetración. Empujar o sacar el pene debe ser hecho muy lentamente. También hay que recordar que después de una penetración anal, debe haber limpieza del pene y cambio de condón.

Con esta información es más que suficiente para que el dolor no sea excusa.

sábado, 4 de julio de 2009

Y SOÑE QUE TE TENÍA...







Anoche al acostarme
Anoche... al acostarme, tenía tanta calor!!! que me acosté encima de las sabanas desnuda completamente, sintiendo el aire del ventilador de techo acariciar mi piel sudorosa, comencé a acariciarme con las yemas de mis dedos mientras pensaba en ti, en tu cuerpo definido, y mi excitación fue subiendo más y más
Moje la yema de mis dedos en el vaso de agua que reposa sobre mi mesilla y comencé a dibujar círculos por mi vientre, mis pechos, mis pezones que se pusieron duros al contacto del agua fresca, mientras que con mi otra mano comencé a masajear mi clítoris después de haber chupado mis dedos con mi lengua, soñé que te tenia al lado observándome mientras masajeabas tu polla, y comenzaste a acariciarme sin resistirte ni un segundo a mi cuerpo desnudo
Empezaste a besarme por mis orejas y fuiste bajando por mis pechos mientras yo seguía acariciando mi clítoris, bajaste por todo mi cuerpo besando cada poro de mi piel hasta que llegaste a mi vulva, y comenzaste a besarla, mis piernas se abrieron invitándote al placer que encierran mis muslos y me recorriste con tu húmeda lengua una y otra vez, en círculos, despacio, saboreándome, yo me retorcía de placer y apretaba tu cara contra mi sexo deseando que me absorbieras con intensidad..... uhhhhmmmmmm, hasta el clímax, te entregue mí corrida con convulsiones comedidas mientras tú seguías lamiendo y disfrutando del jugo de mi placer.
Una vez que el orgasmo recorrió mi cuerpo me quede tendida en la cama boca arriba, disfrutando de la brisa templada que me proporcionaba el ventilador en esta noche tan calurosa, aparté mi cabello hacia atrás arqueando mi cintura mientras te soñaba encima de mi y entonces sentí tus manos abrazando mis pechos, masajeándolos suavemente y fui capaz de sentir como te acercabas a mis pezones que brotaron de placer, tu lengua acariciándolos, saboreándolos, note como pasabas de un pezón a otro humedeciéndolos, chupándolos , mamando de ellos, y mi vulva resucito de nuevo, comenzó a palpitar mientras seguías sobando mis grandes pechos que se erguían sólo para ti, y mis pezones se tornaron duros y rosados, se elevaban incitándote a que siguieras lamiéndolos, chupándolos, absorbiéndolos mientras mi cuerpo se erizaba al contacto de tu lengua sobre mi... uhmmmmm y entonces me corrí de nuevo, siiiiiiiiiii

martes, 23 de junio de 2009

La primera cita.


Martha se levanto aquella mañana con una sensación que hacía mucho que no sentía, sus ojos, su sonrisa, su cara ya no eran las mismas que hacía... tan solo dos días.
Tenía muchos planes en su cabeza y se había propuesto llevarlos a cabo.
Se dirigió hacia el baño despojándose del pijama, y según entró, abrió el grifo de la bañera y puso el tapón para darse un buen baño relajante, las sales aromáticas que echo con sumo cuidado olían a jazmín, luego, poco a poco introdujo primero un pie, con mucho cuidado, para probar la temperatura, un pequeño escalofrío recorrió su cuerpo. Uff, estaba muy caliente, y sus poros se abrían según iba introduciendo el resto de su cuerpo, era una sensación placentera el notar como su piel se estremecía al contacto con el agua caliente, finalmente se sumergió entera, se estiro todo lo que pudo notando como su cuerpo desnudo se aclimataba a la temperatura del agua y cerro los ojos.
Cuando eligió la ropa lo hizo con mucho cuidado, quería parecer sexi, sentirse "Sexi".
Hacía mucho que no tenía una cita y aquella tarde quería sentirse guapa, después de todo, el muchacho que la había invitado a cenar era un encanto y después de tanto tiempo hasta que consiguió que ella aceptara esa cena no podía defraudarle; ¡¡¡Claro!!! Que a ella también la gusto un poquito cuando le vio por primera vez en la consulta, pero allí tenía que guardar la compostura y no mezclar trabajo con placer.
Mientras se vestía recordó como, aquel primer día, al salir ella a nombrar al siguiente paciente, le diviso frente a ella, recostado en la pared, moviendo levemente la cabeza, al son de la música que escuchaba a través de sus auriculares; era bastante más joven que ella y según la vio salir se los quito de la oreja y la miró fijamente, en ese momento y mientras ella repetía un par de nombres de la agenda y alzaba la mirada para ver quien respondía, sus miradas se cruzaron y a ella le pareció sentir que él sonreía.

Después de unas semanas ese muchacho volvió a aparecer en su vida, esta vez cortejándola, o eso le pareció a Martha, había perdido la costumbre… pero varias visitas a su consulta simulando males menores, la hizo pensar que ese muchacho quería algo más que una receta de ella.
Sus sospechas se vieron confirmadas cuando un día, Luis, que así era como se llamaba; la pidió una cita, ella al principio se resistió, ya que seguía pensando que no debía pasar de la relación que mantenían, Medico/paciente, sobretodo por la diferencia de edad que existía entre ellos; al menos 15 años.
Pero sus ojos eran tan profundos y su sonrisa tan cautivadora que se sorprendió articulando las palabras que no quería pronunciar
-Si, acepto.
Después de aquello se pasó una semana pensando en si habría echo bien en aceptar la cita, y pensó en anularla en varias ocasiones. Pero no lo hizo.

Y por fin llegó el día…
Siguió vistiéndose con esmero mientras vaticinaba como sería aquel encuentro.

El había escogido un restaurante modesto pero encantador, entraron y se dirigieron hacia la mesa que había reservado.
Una vez estuvieron sentados el uno frente al otro comenzaron a hablar de cosas banales, ella intentaba que la conversación no se cortara más de dos minutos para que no se notara que, en el fondo estaba muy nerviosa, ya que presentía como iba a acabar la noche y nunca había estado con un hombre con esa diferencia de edad, pero el manejaba la situación con soltura y simpatía, cosa que le hacía sentir bien a Martha.
Cuando llegaron a los postres, Luis, se sentó junto a ella y tomó su mano, Martha se estremeció al contacto con su piel, él se acercó a su rostro y la susurro al oído
- Sabes que me encantas, nunca me había sentido tan bien charlando con una mujer
Ella sintió un escalofrío y giro su cara mirándole fijamente a los ojos, y sin pensárselo dos veces deposito sus labios en los de Luis fundiéndose en un beso intenso y apasionado.
Cuando volvieron a la realidad Luis pronunció las palabras que Martha, muy en el fondo, deseaba escuchar…
- ¿Que te parece que hagamos ahora?
- ¿Nos tomamos una copa por ahí, o vamos a mi casa y allí nos la tomamos más tranquilos?
Martha no lo dudo ni un minuto
- Vamos a tú casa mejor.

Salieron del Restaurante y se encaminaron por las calles empinadas de unos de los cascos más antiguos de Madrid, según avanzaban por las callejuelas les sorprendió una ligera llovizna veraniega, él la tomo de la mano y aligeraron el paso, el silencio hacia que su corazón se acelerará más de lo habitual.
Cuando llegaron al portal ella se dio cuenta que la lluvia había empapado su blusa de tal manera que se transparentaba y vio que sus pezones estaban endurecidos, por un lado le dio un poco de reparo, pero por otro, este echo la excito aún más de lo que estaba.
El se dirigió hacia el ascensor y apretando el botón, este se abrió inmediatamente, cuando se adentraron en el, Luis se giro hacia ella y la escruto de arriba abajo y ella entonces se dio cuenta de que se paraba en su busto, en sus pezones, se acercó a él, le abrazo y le volvió a besar.

Entraron en casa de el mientras se abrazaban y besaban, y cuando se hubo cerrado la puerta detrás de ellos, comenzaron a despojarse de la ropa con la escusa de que estaban calados, mientras ella se despojaba de la ropa el puso música y un par de copas y se sentaron en el sillón, Luis se abalanzó sobre ella y comenzó a besarla por todo su cuerpo casi desnudo, ella comenzó a acariciarle y a besarle también, sus cuerpos se rozaban y Martha sentía como sus poros se abrían en un escalofrío muy agradable.

El se levanto, y tomándola de las manos la llevo hasta su habitación. Termino de desnudarla allí, suavemente sin dejar de admirar su cuerpo y Martha le quito despacio la camiseta, besando su torso, sus pezones, a la vez que le despojaba de la poca ropa que le quedaba puesta.
Se tumbaron en la cama y comenzaron a tocarse con suavidad, el recorrió cada centímetro de su piel con la yema de sus dedos, con la punta de su lengua llego a los pezones erguidos de Martha, y los relamió una y otra vez con pasión
Mientras ella alcanzo a tocar su falo y comenzó a masajearlo suavemente.

Ella se abrió de piernas invitándole a que la tomara, el se puso encima de ella pero apenas la rozaba con su polla erguida, quería que sintiera lo caliente que estaba antes de penetrarla,
Y entonces el, bajo por su cuello, besándola, por sus pechos, ombligo, monte de Venus hasta que llego a su pubis y comenzó a acariciar su clítoris con su lengua.
Marta dio un respingo de placer y abrió aun más sus piernas, quería sentir la lengua de Luis acariciar su sexo, le tomo por la cabeza y le apretó contra ella, siiii… uhmmmm… quiero sentirte dentro de mi…y siguió gimiendo, el placer era tan intenso que no puedo evitar correrse enseguida, una sonrisa de satisfacción se dibujo en su cara. Pufff había sido el mejor cunigulis que le habían practicado nunca!!

S echaron sobre la cama y entonces Marta se subió a cuatro patas sobre Luis, primero le ofreció sus pechos, le rozaba los labios jugando con los pezones dentro de la boca de Luis, luego fue bajando por el torso del lamiéndole los pezones también y mordisqueándoselos suavemente y siguió bajando hasta que alcanzo su falo hinchado por el placer y entonces comenzó a masajearlo de nuevo, pero esta vez arrimo sus labios al pene y comenzó a besarlo, a chupar el glande con la punta de su lengua y cuando adivino que Luis estaba en pleno gozó introdujo el pene en su boca, relamiéndolo, chupándolo, saboreándolo…. Uhmmmm
Hasta que consiguió que Luis se corriera en su boca, noto como Luis convulsionaba de placer entre sus manos y escucho sus gemidos de placer
Siiii, Aghhhh, muy bien princesa…

Descansaron sobre la cama tendidos el uno junto al otro, Luis en ese momento la abrazo y comenzó a besarla en la boca, Martha correspondió con besos intensos y profundos, y comenzaron a acariciarse de nuevo… y Martha le susurro al oído
- Fóllame, te deseo intensamente!!!!

domingo, 7 de junio de 2009

¿Quieres ser tú?

Sabes que quiero....que espere el momento con ansiada excitación, que cuando nos acariciemos mutuamente sentiremos por fin el placer contenido. Que tú olor y mi olor se fundirán en uno... el olor del placer. Que saborearemos nuestros labios, nuestra piel, nuestros sexos deleitándonos en cada recorrido de nuestras lenguas. Que cuando nuestra pieles se rocen se estremecerán a la vez y sentirán un escalofrío.... siii... lo sientes? Toma mis manos disfruta de ellas cuando recorran tú cuerpo, tú sexo, disfrútalas como yo disfruto las tuyas en mi pensamiento. Intercambiemos placer, sexo, orgasmos.... tú y yo, aquí, allí en la distancia, Pero..... Tan cerca..........

Poseeme...

Siente mi lengua como recorre tú cuerpo, mi lengua húmeda bajando por tu cuello, sintiendo el sabor salado de tu piel, mis labios mordisqueando todo tu ser. Siente como sigo bajando.... tu torso, tus pezones, siii, tus pezones! mientras sientes el tacto de mis dedos paseando por tus hombros por tu espalda. Sigo bajando...... Uhmmmm tu vientre, tu ombligo y ahora con mis manos en tú culo, acariciándolo.... esos glúteos perfectos, mi lengua sigue explorándote..... Imagínate que ahora baja hacia tu sexo.... se para. Si. Casi sin tocarlo, uhmmm, sigo bajando y lamo tu ingles, siii, sientes lo juguetona que esta? Ahora si!!! Llegue a tú sexo, lo saboreo.... lo lamo, lo chupo, lo succiono, Uhmmm, la meneo suave, suave!!! Y aumento el ritmo cuando te siento vibrar, palpitar, entre mis manos, se que en estos momentos soy tu dueña, se que tú placer es todo mío, quiero poseerlo, poseerte, y que me poseas...............

domingo, 24 de mayo de 2009

Me gustaria en nuestro encuentro...


Sentir el deseo en tus ojos

en tu boca

ver como te acercas a mi, buscando mis labios y fundirnos en un beso cálido y húmedo, mientras siento que tus manos buscan mis senos, primero tocandolos por encima de mi blusa, y bajando despues hasta mi culo apretandome hacia ti, entonces... sentir tu falo excitado, a la altura de mi vientre y notar como se humedece mi sexo como un manantial de agua clara.

Desnudarnos mutuamente, sin prisas, con besos húmedos por nuestros cuellos, lobulos, torsos, pechos y fundirnos en un abrazo que nos llevaria a mucho más y a partir de ahí...... inventarnos una forma de amar distinta a las demás.


Sentir mutuamente que somos especiales el uno para el otro.

sábado, 23 de mayo de 2009

Deseo Nocturno


Echado, aquí en mi cama, no dejo de pensar en ti. Me dan ganas de agarrarte y apretarte lo mas fuerte que pueda. No puedo olvidar lo que sucedió la noche pasada. Siento incontrolables deseos de cerrar mis manos en tu cuerpo... El recuerdo de esa noche caliente es intensa y me deja más angustiado todavía. Todo sucedió en esta cama. Apareciste, y rápidamente te aproximaste. Sin ningún pudor te adueñaste de mi cuerpo desnudo. Ante mi fingida indiferencia, te acercaste más y más. Mordías mi cuerpo sin ningún escrúpulo, hasta mis partes mas intimas y me dejabas loco. Hasta que me dormí... Hoy, cuando me desperté, te busqué desesperadamente, pero no te encontré... Por toda la sábana quedaban restos de todo lo que sucedió durante la noche. En todo mi cuerpo dejaste marcas para que yo no me olvidara de ti. Esta noche voy a acostarme más temprano y te esperaré. Cuando llegues, sentirás la rapidez que tendré cuando te acerques a mi. Voy a saltar y te agarraré con toda mi fuerza para que no escapes...........

Entonces seré yo quien , casi sin que te des cuenta, apretare tus senos con mis manos desnudas, sentire como tus pezones se endurecen al tacto de mi manos, mirare tu cara y vere el deseo en tus ojos, oirÉ como tu voz me pide que no pare, que siga dandote placer, entonces recorrere tu cuerpo con mis manos y notare como tu piel se eriza al paso de mis dedos y un gemido saldrá de tu garganta. Besare tu cuello, tus hombros, tus senos, bajare despacio por tú vientre tu ombligo, llegare a tu sexo y disfrutare lamiendolo, suavemente.... y me pediras una y otra vez que te haga mia Y cuando ya no aguante más te poseere y te haré mia, toda mia.

sábado, 9 de mayo de 2009

I can't take my eyes of you




No puedo apartar mis ojos de ti. Te aproximas y tú tambien me miras, sostienes mi mirada, creo que nuestro momento llegó. Me tomas de la mano y sin mediar palabra desaparecemos juntos por las calles de la ciudad. Encontramos un callejon oscuro, nos adentramos y entonces tú me acercas hacia tí, me empizas a besar por el lobulo de mi oreja, mi cuello, bajas por mi pecho, uhmmmm, sigue amor... mis manos acarician tú pelo mientras tú me desabrochas la blusa, mis senos desnudos piden que los lamas, que los chupes que bebas del deseo de mis pezones. mis dedos desabrochan tú pantalón y mis manos te los bajan sin pausa, mientras me arrinconas en la pared. Ahora es mi falda la que arrancas y me tomas por las caderas, siento tu pene duro, muy duro..... Bajo tus boxers, el falo emerge pidiendo guerra, siiii yo se la voy a dar. bajo por tu torso, tu vientre, tus ingles, chupo tus huevos mientras mis manos masajean tú verga, la siento palpitar.... ahora la lamo, la saboreo, uhmmmm que buen momento. Me levanto y tú me montas encima de tú falo....ahhhhhhhg como entra.... uhmmmmmm, una y otra vez, siento la pared fria en mi espalda. Mi cuerpo tiembla, se estremece...... siiiii me corro, uhmmmmm Ahora me bajo y vuelvo a tomar tú polla, sigue dura, más dura! la meneo con fuerza, siento como te estremeces, cierras los ojos...... mi boca humeda atrapa tú glande y lo saborea.... uhmmm, siente como tú pene penetra en mi boca caliente..... uhmmmmm.... uhmmmmmm.....uhmmmmm, siiii noto que te llega el climax, te corres en mi boca, tú semen resbala por la comisura de mis labios, me incorporo...... y mientras I can't take my eyes of you ..... beso tús labios compartiendo así el producto de tú deseo... nuestro deseo

SUEÑOS EROTICOS


Nadie nos puede condenar por un sueño erótico, no importa quién sea el personaje que protagonice la escena, tu esposo, tu ex, tu amigo. Soñar es una actividad creativa que surge de lo más profundo del ser humano y aunque muchas mujeres se sientan culpables, es algo natural e inconciente. ¿Cuántas veces hemos tenido sueños eróticos que no hemos podido comprender o realizar? ¿Cuántas ocasiones hemos soñado despierto con la posibilidad de conectarnos mejor sexualmente con nuestra pareja, o con alguien que nos interesa? Cuando la luz se apaga y nos acostamos entre las sábanas, la mente deambula y comienza una nueva vida. Se liberan los deseos y temores más profundos que no somos capaces de reconocer cuando estamos despiertos. En muchos casos los sueños revelan los verdaderos deseos y las necesidades de una persona. Del mismo modo nos muestran cuando no estamos satisfechos. Se podría decir que nos liberamos mientras soñamos, es como nuestro umbral oculto, nadie tiene por qué saberlo. Además, se podría decir que el alma humana vive en el sueño aquellas situaciones que le resultan imposibles o muy difíciles realizar. Por esa razón, los sueños eróticos no presentan la conducta sexual y social que practicamos despiertos. Pueden ser salvajes, tiernos, impetuosos, absurdos, seductores y perversos y todo lo que tu imaginación quiera, porque manifiestan los conflictos y las necesidades emocionales ocultas en nuestro inconsciente. En muchas ocasiones los sueños eróticos pueden revelarse por miedo a la intimidad y son muy comunes en adolescentes, o en personas que experimentan abstinencia sexual. Otras muchas, son simples fantasías que podemos disfrutar por una noche.


Sueños eróticos femeninos

Una encuesta realizada en Estados Unidos reveló que cerca del 70 % de las mujeres consultadas habían tenido sueños eróticos en algún momento de su vida. Incluso un alto porcentaje de ellas declaró haber sentido orgasmos durante los sueños eróticos. Las mujeres tienden a experimentar un mayor número de sueños eróticos antes de la fecha de menstruación, la ovulación y durante el embarazo. Muchas de las mujeres que experimentan este tipo de sueños, por lo general cuentan con menos actividad sexual en su vida. En los casos donde la mujer tiene una vida sexual más activa, pero experimenta alguna clase frustración, puede soñar con una persona conocida, con quien tiene fantasías, alcanzando actos eróticos gratificantes para ella durante la acción onírica.


Sueños eróticos masculinos

En muchos casos, los hombres suelen tener fantasías y sueños eróticos con mujeres fogosas, desinhibidas, que los desean apasionadamente y están dispuestas a cumplir hasta sus más atrevidos deseos. También es muy común que ellos sueñen con actos sexuales en forma colectiva. Un sueño, a veces reiterado entre los hombres, está relacionado con el placer de la dominación total hacia las mujeres que anhelan y no pueden conquistar

martes, 5 de mayo de 2009

Guía para mujeres infieles




Es una realidad, la infidelidad existe por muchas razones, algunas más justificadas que otras. Quienes han padecido el dolor de una traición condenan a los infieles como a la peor ¿raza? sobre la tierra, quienes la han disfrutado guardan el gusto por lo prohibido. Pero ¿cómo ser infiel y no ser atrapada en el intento?




Infieles por naturaleza

Si, muchos hombres y mujeres son infieles por naturaleza, la monogamia no nació con ellos. Instintivamente siempre están de cacería. Este tipo de personas nacieron con el ¿don? para no dejarse atrapar ¿con las manos en la masa?. Te contamos cuál es la tendencia femenina.


1. La razón justa

Para ser infiel se necesita al menos una buena razón, el gusto por lo prohibido, monotonía de una relación, falta de satisfacción sexual o emocional en pareja, unos tragos de más, y hasta la misma adrenalina de mantener una relación oculta. Una vez se tenga la razón adecuada no habrá remordimiento que valga cuando el placer encienda la llama.

Razones típicas: Mi pareja me ignora, No me escucha, en la cama es un desastre, ya no tiene ningun detalle conmigo.... y un sin fin de etceteras personales e intrasferibles


2. La presa adecuada

La ocasión hace al ladrón. La tentación está en todas partes, en el trabajo, la universidad, una exposición de pintura, un bar, un café, hasta entre los mismos amigos. La mujer infiel es a su vez una carnada fácil, por eso va en busca de una presa fija y de confianza, es decir, alguien que esté dispuesto a todo sin pedir nada a cambio, y por supuesto, sin delatarla.

Posibles carnadas: El vecino, el compañero de la oficina o el instructor del gimnasio.

Y ahora en los tiempos que corren "internet" este juaega un papel muy importante en la busqueda de relaciones sexuales exporadicas sin necesidad que moverte de casa.


3. El escondite

La mayor parte de las infieles, excluyendo a las más osadas, eligen un lugar diferente a sus propias casas para encontrarse con sus amantes. Entre más lejos esté de los lugares que frecuenta con su pareja oficial, mejor. Muchas veces recurren a pequeños hoteles o el apartamento de su ¿affaire? como sitio oficial de fogosos encuentros.


4. La momento preciso

En horas de trabajo, durante ¿citas?al médico, el dentista, el ginecólogo, reuniones. La fórmula más frecuente que utilizan las infieles para sacarle tiempo a su ¿affaire? es inventar tardes de charlas o compras con las amigas, ellos siempre prefieren perderse esos planes. Las reuniones familiares son un fracaso porque se tendría que buscar un cómplice. Escaparse en medio de una reunión de amigos es la peor opción, se pierde a la pareja y a los amigos.


5. La cuartada perfecta

Una cuartada siempre es necesaria, y para ello existe la mejor amiga. Aunque las más profesionales saben que es mejor no confesar el secreto. En caso de despertar alguna sospecha, lo mejor es hacerse la ofendida. Eso siempre funciona.

No llegar nunca a contar una gran mentira, situarnos en el lugar de la acción con motivos distintos totalmente a la realidad de la infedelidad. No actuar como si te escondieras. Mantener las formas por la calle como algo natural.


6. Sin dejar huella

Nada de cambiar repentinamente de ropa interior, perfume, bañarse al llegar a casa o salir repentinamente de viaje de negocios. Lo ideal es no cambiar en lo más mínimo para no levantar sospechas.


7. La aventura extrema

Aunque parezca mentira, las mujeres somos muy propensas a la infidelidad porque siempre estamos buscando a alguien que nos escuche y demuestre que está interesado por nosotras. Si una mujer siente que su pareja la está dejando a un lado, y conoce a otro hombre que la hace sentir viva y deseada de nuevo, se convierte en una infiel en potencia dispuesta a vivir una aventura extrema.


8. Un caso perdido

A diferencia de los hombres, las mujeres tenemos un punto en contra a la hora de ser infieles, nos sentimos mal. Por mucho que él se lo ¿merezca?, finalmente nosotras no tenemos el corazón para engañarlo. Aunque no faltan las que nacen con el ¿don?. Y claro, cargamos encima con el estigma social que justifica la infidelidad de los hombres, y su apetito sexual, pero nos reserva vírgenes y fieles hasta que la muerte nos separe.

La mejor medicina para la culpabilidad es " No arrepentirse nunca de lo que hemos vivido" Al fin y al cabo, la vida son dos dias y es nuestro deber disfrutar de ella como nos merecemos.

lunes, 27 de abril de 2009

Mi deseo...Tu deseo... Nuestro deseo...



Entro en la habitación, tu me estas esperando, llevamos largo tiempo deseando este encuentro... nuestros ojos se encuentran, te levantas y avanzas hacia donde yo me encuentro, sin apenas mediar palabra, más que un -Hola chochito, como estas? Me tomas por la cintura y me propicias un beso en los labios... uno como los que me describías por teléfono. Yo me dejo llevar, necesito que me tomes, que me hagas tuya, lo he deseado durante tanto tiempo que mi cuerpo tiembla nada más que lo tocas. Me llevas de la mano hacia el borde de la cama, allí comenzamos a desnudarnos... con la mirada cada uno en los ojos del otro, nuestros cuerpos ya están desnudos, alargas las manos y tocas mis senos, ellos, ardientes de deseo, se tersan en respuesta a tus caricias, , te acercas besas mi cuello, al tiempo que un escalofrío recorre mi cuerpo, nos dejamos caer, en un mar de deseo, mis manos te buscan, encuentran tu miembro, lo acarician, masajean y se hincha en el momento. Las tuyas, ligeras encuentran mi sexo, acariciándolo y notando como chorrea de de placer, me sigues besando por todo mi cuerpo, y yo beso el tuyo prolongando el encuentro. Llegado el momento nos fundimos en uno, me penetras, me haces tuya y yo gimo de placer.... gemimos al tiempo. Subimos, bajamos... el placer es inmenso, deseo que sigas, que se me haga eterno.... después de gozar se nos electrizan los cuerpos, gritamos de gusto y llegamos al cielo.
Entro en la habitación, tu me estas esperando, llevamos largo tiempo deseando este encuentro... nuestros ojos se encuentran, te levantas y avanzas hacia donde yo me encuentro, sin apenas mediar palabra, más que un -Hola chochito, como estas? Me tomas por la cintura y me propicias un beso en los labios... uno como los que me describías por teléfono. Yo me dejo llevar, necesito que me tomes, que me hagas tuya, lo he deseado durante tanto tiempo que mi cuerpo tiembla nada más que lo tocas. Me llevas de la mano hacia el borde de la cama, allí comenzamos a desnudarnos... con la mirada cada uno en los ojos del otro, nuestros cuerpos ya están desnudos, alargas las manos y tocas mis senos, ellos, ardientes de deseo, se tersan en respuesta a tus caricias, , te acercas besas mi cuello, al tiempo que un escalofrío recorre mi cuerpo, nos dejamos caer, en un mar de deseo, mis manos te buscan, encuentran tu miembro, lo acarician, masajean y se hincha en el momento. Las tuyas, ligeras encuentran mi sexo, acariciándolo y notando como chorrea de de placer, me sigues besando por todo mi cuerpo, y yo beso el tuyo prolongando el encuentro. Llegado el momento nos fundimos en uno, me penetras, me haces tuya y yo gimo de placer.... gemimos al tiempo. Subimos, bajamos... el placer es inmenso, deseo que sigas, que se me haga eterno.... después de gozar se nos electrizan los cuerpos, gritamos de gusto y llegamos al cielo.

En Tú Habitación


Oigo unas voces que llegan desde la habitación de enfrente, asomo la cabeza al pasillo, no veo a a nadie el hotel esta desierto.... Mi curiosidad es enorme, por lo que me encamino a la puerta de la habitación, observo que esta entre abierta, empujo un poco el pomo y miro en el interior, veo la tele encendida, están echando una película erótica...... mi curiosidad me puede y encamino mis pasos dentro del cuarto. Parece que no hay nadie.... pero..... Me arrimo al sofá, y veo a un hombre completamente desnudo, mirando la película y masturbándose, me quedo petrificada, no se que decir, no se si salir corriendo.... pero el observar ese cuerpo tan perfecto, masturbándose me provoca una excitación que me hace temblar. De repente él advierte mi presencia, me mira a lo ojos y me invita a que me acerque con un gesto de su mano, yo excitada como estaba, no lo dudo ni un segundo y me acerco hasta su cuerpo. Me arrodillo frente a él y tomo su miembro sin pensármelo dos veces.... dios!!! Que verga!!! La comienzo a masajear para prepararla para el placer, el cierra los ojos y se deja llevar..... Mi boca se aproxima lentamente, y lame su glande suave, apenas un roce excitante.... sigo masajeando, ahora mi boca abarca todo su glande y lo chupa intensamente relamiendo cada centímetro de él... mi boca chupa una y otra vez su pene, mientras mis manos masajean la base y sus huevos...... se torna más dura, esta apunto de estallar....... siiiiii.... ahhhh.... le oigo decir en un gemido... y en ese momento un chorro de semen brota de su pene inundando mi boca.... mi cara.............

jueves, 23 de abril de 2009

Y SIGO AQUI....


Y sigo aquí.... aún en la distancia, aún cuando mi mente no sigue aquí,

mientras que ésta deambula por las fantasía del sexo,

porque aúnque no pueda sentirte,

no pueda tocarte,

mi mente sigue allí ... en el lugar de nuestro encuentro,

con nuestros cuerpos rozándose desnudos y vibrando al unisono,

sintiendo tus manos recorriendo mis pechos,

tú boca besando la mía,

tú lengua recorriendo mi cuello....

bajando por mis hombros y sintiendo como llega a mi pecho,

y allí se entretiene saboreando mis duros pezones henchidos por el deseo, Mientras tus dedos acarician mi sexo húmedo y caliente que esperaba ansioso nuestro encuentro.

Y lo tocas,

y lo acaricias,

y lo besas y siento como el orgasmo empieza a recorrer mi cuerpo, anulándome los sentidos y deseando ser yo, ahora... la que te arrebate a ti tú deseo.

miércoles, 22 de abril de 2009

By Cecchi...


Me ha gustado tanto tu reflexión que considero que tengo que hacerla un hueco en mi Blog. Gracias por sentir, dentro de ti lo que he querido plasmar en este blog.

Gracias Amiga Cecchi.


By Cecchi..... después de leer La vida según Chaplin.


Te pongo VIDA. No se, lo he leido y me ha venido a la cabeza el nombre de tu blog...asi tiene que ser la vida despues de vivir,despues de pasar por problemas , indignidades varias uno debe levantarse con la sonrisa y ser el mas fiero pero con el por favor y con la sonrisa puesta porque todos perdonamos, perdemos, lloramos, abrazamos, reimos, naufragamos, hacemos el amor o follamos segun el dia...y viceversa, las otras partes es igual porque no somos tan distintos, solo nos lo hacemos para representar este teatro que nos toca. Pero siempre hay un otro paso hasta el dia en que nos vamos, solo la muerte no tiene remedio posible. A lo mejor una de las gracias, si la hay, es llegar a lo ultimo y no decir...menos mal... sino...quisiera repetir. Y anadir GRACIAS, si nos da la gana. VIDA

Besos Eróticos



Acariciando el paladar

Mientras os estáis besando, acaricia con tu lengua suavemente el paladar de tu pareja. Esta técnica poca gente la hace, pero provoca una excitación en el cuerpo inimaginable. Pero ten la precaución de hacerlo de forma muy suave, porque puedes provocar cosquillas que harán que la excitación desaparezca súbitamente.

Besa sólo un labio

Es un beso muy excitante. Consiste en besar únicamente uno de los labios de tu pareja. Y cuando decimos besar, también puedes morder, succionar, etc. El beso puede ser aún más excitante si tu pareja te besa el labio opuesto al que tu le estás besando. Si le besas el labio inferior, él te puede besar el superior.


Muérdele y succiónale el cuello

El cuello es otra de esas zonas erógenas que nos vuelven locos a todos. Por eso es una zona en la que tienes que prestar especial atención. Muerde su cuello de forma pasional y sensual al mismo tiempo, bésalo con la lengua y recórrelo de principio a fin. Tu pareja se volverá loca de pasión tras una buena sesión de besos en el cuello






Bésale la oreja

Las orejas poseen multitud de terminaciones nerviosas. Y muchas de ellas son muy eróticas y excitantes. Si quieres poner a tu pareja muy caliente acércate a su oído y sóplale delicadamente. Pero, sin pausa debes morderle el lóbulo. Esta variación y está mezcla de sensaciones, produce un cosquilleo generalizado, y a nivel sexual, una excitación sin igual.




Las manos y la excitación

Las manos son muy excitantes. Y no ya por sus terminaciones nerviosas, sino por lo excitante que le resulta al otro ver como besas sus manos y como te metes sus dedos en la boca. Por ello, cuando tu pareja te esté acariciendo la cara, no pierdas la ocasión de besarle en la mano. Introdúcete los dedos en tu boca y bésalos con paión y sensualidad. Muerdelos para que tu pareja intuya lo excitado que tú estás.

La noche de Edgar


Esa noche Edgar estaba arreglandose un poco más de lo habitual, iba a salir con los amigos de copas como tantas otras veces, pero esta noche presentía que iba a ser especial. Una vez que se hubo perfumado con su aftersave favorito, tomo su cazadora, las llaves y salió por la puerta de su apartamento de soltero. Se encamino calle abajo en dirección al bar donde solían tomar las primera cañas y picar un poco antes de aventurarse por los garitos de su ciudad, allí le esperaban sus amigos, que como siempre se sentaban en la mesa del fondo, aprovechando así la buena visión que tenían de la barra ya que en ella se encontraba Joana, la nueva camarera de pechos grandes y curvas insinuantes que tanto les gustaba a todos. Edgar sin embargo veía a la mujer frágil que dormitaba dentro de ella. Entre las ya típicas bromas de sus amigos, sobre lo que le harían a Joana si consiguieran salir con ella, tomaron sus primeros tragos y salieron del local camino del primer pub de la noche. Cuando entraron por la puerta, otearon, como era su costumbre, todo el local en una pasada rápida de vista, Edgar se encamino hacia la barra y allí saludando a los ya conocidos camarero se dispuso a pedir las primeras copas, entonces giro la cabeza a su izquierda y sus pupilas se dilataron al verla.... Estaba al otro lado de la barra, sentada con un par de amigas y reía con sus tertulianas una y otra vez, en ese momento sintió que tenia que acercarse, pero su timidez se lo impedía. Sus amigos se acercaron por detrás de él y dándole un golpecito en la espalda le regresaron a la realidad. Mientras seguía charlando con sus amigos y bebiendo de la copa que tenía en la mano, escrutaba por el rabillo del ojo a la desconocida que le había impactado, aprovecho un movimiento de su amigo para ponerse justo frente a ella y en ese momento observo como ella levantaba su mirada y se cruzaba con sus ojos, el se quedo impávido, pero asombrado de que ella le sonriera, el la sonrió también. Pasados uno minutos observo que la desconocida se había quedado sola, sus amigas se habían perdido camino del baño, de dos en dos como suelen hacer casi todas las mujeres. Y el pensó que tenia que aprovechar la ocasión y acercarse. Se armo de valor y se abrió paso entre la multitud hacia el lugar de la barra que ella ocupaba. Con una sonrisa en los labios se acercó a ella y le dijo: - Hola, te he visto desde el otro lado de la barra y no he podido resistirme!! vienes a menudo por aquí? Ella sonrió ampliamente y le dijo: - No, la verdad es que hoy es la primera vez.... Edgar, sintió que debía seguir allí, hablando con ella y así lo hizo. Hablaron durante largo rato, ambos sentían que estaban a gusto hablando, reían por tonterías y se susurraban palabras cariñosas al oído, después de varias copas, Edgar la invito a irse con él y ella, aunque lo dudo un momento termino accediendo a la propuesta de su nuevo amigo. Ambos se despidieron de sus respectivas compañías y juntos se marcharon del local. El camino a casa se le hizo largo, Edgar comenzó cogiéndola la mano y arrimándose a su cuerpo poco a poco, hasta que la tomo de la cintura y le dio su primer beso. Un beso intenso que la corto la respiración, ella se entregó y se dejaba hacer mientras que las manos de Edgar no podían para quietas. Por fin llegaron a casa de él, subieron la escalera atropelladamente, dándose arrumacos en cada descansillo, cuando llegaron al piso de Edgar, este abrió la puerta y la cedió el paso, ella entró en el cuarto y se hizo a un lado para que pasara él. Se Miraron a los ojos y él sin mediar palabra se acerco a ella y comenzó a besarla la boca, con besos húmedos que la hacían desearlo aún más. Edgar le saco la camiseta por arriba y acaricio su cuerpo mientas ella le desabrochaba la camisa a él. Se terminaron de despojar del resto de las prendas y quedaron desnudos uno junto al otro. El introdujo su dedo por su vagina y mientras la acariciaba despacio la tumbo sobre la cama y la beso una y otra vez por todo su cuerpo. Comenzó por su cuello, sus pechos sus pezones duros por el placer experimentado, mientras ella enredaba sus dedos entre su pelo y le guiaba la cabeza por su cuerpo. Luego ella lo tumbó a él de espaldas en la cama y se subió sobre él a horcajadas, comenzó a recorrer su cuerpo, comenzado por sus labios esos labios carnosos tan apetecibles, bajo por su torso desnudo deteniéndose un momento en sus pezones, bajo por su ombligo, mientras intencionadamente rozaba con sus pecho su sexo, siguió bajando hasta alcanzar su pene, este ya estaba erecto, preparado para que ella lo saboreara con deleite, y así lo hizo, primero le masajeo los huevos un poco y con la otra mano sujeto su polla, comenzo a mordisquear la con sus labio humedecidos previamente, primero el glande, y luego todo el falo, terminando introduciéndola en su boca una y otra vez, siii gemía él sigue así princesa... no pares..... Y continuaron así largo rato hasta culminar en un orgasmo de placer compartido.

domingo, 19 de abril de 2009

Y Charles Chaplin dijo.......


VIDA Ya perdoné errores casi imperdonables. Traté de sustituir personas insustituibles, de olvidar personas inolvidables. Ya hice cosas por impulso. Ya me decepcioné con algunas personas , mas también yo decepcioné a alguien Ya abracé para proteger . Ya me reí cuando no podía . Ya hice amigos eternos. Ya amé y fuí amado pero también fui rechazado. Ya fuí amado y no supe amar. Ya grité y salté de felicidad. Ya viví de amor e hice juramentos eternos, pero también los he roto y muchos. Ya lloré escuchando música y viendo fotos . Ya llamé sólo para escuchar una voz . Ya me enamoré por una sonrisa. Ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia y ... Tuve miedo de perder a alguien especial (y terminé perdiéndolo) ¡¡ pero sobreviví !! Y todavía vivo !! No paso por la vida. Y tú tampoco deberías sólo pasar ... VIVE!!! Bueno es ir a la lucha con determinación abrazar la vida y vivir con pasión. Perder con clase y vencer con osadía, por que el mundo pertenece a quien se atreve y la vida son muchas cosas para sentirse nunca insignificante.
Charles Chaplin

martes, 7 de abril de 2009

En Mi habitación



Hoy, como otras tardes, me encuentro en mi solitario cuarto.... no hay nada que hacer, la lluvia cae con fuerza en esta tarde de primavera,elruido de la gotas golpeando sobre el cristal provocan el recuerdo de tardes de pasión vividas en el pasado..... y entonces siento el deseo, mi vulva comienza a palpitar, empiezo a sentir que estoy caliente, excitada, y comienzo a quitarme la ropa.... lo hago frente al espejo, despacio bajo mis mallas, saco mi camiseta y contemplo mi cuerpo semidesnudo frente al espejo... mis manos comienzan a acariciar mi cuerpo, rozándolo apenas.Me despojo de mi tanga y mi sujetador, ya estoy completamente desnuda.Me tiendo sobre la cama, mis manos recorren mis labios, mis dedos se humedecen en mi boca..... Bajan hasta los pezones que esperan endurecidos ya,el masajeo constante de mis dedos... siiiiiiii, mis manos bajan por mi vientre hasta llegar al borde de mi vagina, siento el calor que desprende, esta deseosa de ser masajeada, juego por el borde de ella sin apenas rozarla, siento más y más la excitación, introduzco un poco mis dedos húmedos, hasta encontrar mi clítoris que esta hinchado deseoso de ser acariciado..... Lo masajeo bordeándolo... Ummmmm... Ummmmm.... una y otra vez, siento como mi vagina chorrea de placer, siiiiiiiiiiiii..... y ahora bajo mis dedos y me penetro, primero un dedo luego dos......... que placer...gemidos y más gemidos inundan mi garganta, siiiiii no quiero que esto acabe........ hasta que un electrificante movimiento invade mi cuerpo, siiiiii, siiiiiiiiii

Hoy, como otras tardes, me encuentro en mi solitario cuarto.... no hay nada que hacer, la lluvia cae con fuerza en esta tarde de primavera,elruido de la gotas golpeando sobre el cristal provocan el recuerdo de tardes de pasión vividas en el pasado..... y entonces siento el deseo, mi vulva comienza a palpitar, empiezo a sentir que estoy caliente, excitada, y comienzo a quitarme la ropa.... lo hago frente al espejo, despacio bajo mis mallas, saco mi camiseta y contemplo mi cuerpo semidesnudo frente al espejo... mis manos comienzan a acariciar mi cuerpo, rozándolo apenas.Me despojo de mi tanga y mi sujetador, ya estoy completamente desnuda.Me tiendo sobre la cama, mis manos recorren mis labios, mis dedos se humedecen en mi boca..... Bajan hasta los pezones que esperan endurecidos ya,el masajeo constante de mis dedos... siiiiiiii, mis manos bajan por mi vientre hasta llegar al borde de mi vagina, siento el calor que desprende, esta deseosa de ser masajeada, juego por el borde de ella sin apenas rozarla, siento más y más la excitación, introduzco un poco mis dedos húmedos, hasta encontrar mi clítoris que esta hinchado deseoso de ser acariciado..... Lo masajeo bordeándolo... Ummmmm... Ummmmm.... una y otra vez, siento como mi vagina chorrea de placer, siiiiiiiiiiiii..... y ahora bajo mis dedos y me penetro, primero un dedo luego dos......... que placer...gemidos y más gemidos inundan mi garganta, siiiiii no quiero que esto acabe........ hasta que un electrificante movimiento invade mi cuerpo, siiiiii, siiiiiiiiii

viernes, 3 de abril de 2009

EL TREN DE CERCANÍAS....

Aquella tarde me disponía a coger el cercanías que me llevaría a mi monótono y aburrido puesto de trabajo.
Subí en mi estación, eran las 20:00h, en 1 hora más tendría que estar cuidando al ancianito que estaba hospitalizado en el Ramón y cajal, llevaba ya muchos días cuidándole por las noches, por lo cual estaba tremendamente agotada; Me encamine por el pasillo del tren para acercarme lo más posible al principio de este, ya que, si así lo hacía, luego, cuando llegará a Atocha me dejaría junto a las escaleras que me permitían el transbordo que siempre realizo.
Observe a la gente que poblaba el vagón, para escojer mi asiento y entre otros vi a un tipo de espaldas, hablando por el móvil, de pelo negro azabache y que observe cuando me acerque más, que era extranjero, moro, me pareció intuir; pero muy guapo.
Aún así evite sentarme a su lado ya que prefería sentarme en un bloque de asientos sola para poder levantar las piernas y dejar la pesada mochila en el asiento de al lado.
Una vez acoplada en mi asiento y relajada cerré por un momento los ojos y el tren comenzó a moverse con dirección a su destino, yo observe que el "moro" como le llamaba yo en la mente, dejaba de hablar por el móvil y comenzó a mirarme, yo inmediatamente aparte la mirada, ya que me dio mucha vergüenza.
A través de la ventana por la que yo miraba, veía su reflejo mirándome constantemente, mi corazón comenzo a palpitar más fuerte y empeze a sentir como un hormigueo por todo mi cuerpo, yo no quería mirarle, pero no lo podía evitar y cada vez que lo hacia le sorprendia mirandome fijamente a los ojos con una sonrisa picarona y articulando palabras que yo no llegaba a entender, entonces yo bajaba la vista otra vez o la dirigía de nuevo al cristal, aún así notaba como el me miraba y sonreía, yo a su vez me sentía especial y sonreía también, claro!!! que intentaba que no se me notara...
Durante todo el viaje mantuvimos un juego de miradas en el cual yo sentía como si el me desnudara con sus ojos negros y yo apartaba la vista intentando ocultar el placer que eso me provocaba, mi sexo estaba muy húmedo solo con el juego de miradas y comencé a imaginar como podía ser un encuentro con él.
Entre tanto llegamos a la estación y él se levanto y se dirigió a una de las puertas para bajarse en la misma estación en la que me tenia que bajar yo pero yo no me levante del asiento hasta que el tren no hubo parado del todo, mientras yo disimulaba mirando a otro chico que había en la puerta esperando para bajarse también, y vi perfectamente como él lo escrutaba de arriba a abajo y luego me volvía a mirar a mi...
Una vez se detuvo el tren yo me levante y me dirigí a la puerta del lado contrario a la que él había elegido para bajarse... pero ... no me sirvió de nada.
Según me baje del tren le vi justo delante de la puerta de la cual yo me estaba bajando, mirándome, sonriendome, esperándome; cuando me dirigí a la escalera mecánica por el anden, para hacer mi transbordo, note como él aceleró el paso para situarse a mi lado y al llegar al borde de la escalera me cedió el paso y se colocó justo detrás de mi; era muy alto, tenia los ojos negros como la noche y la tez muy morena pero sin llegar a ser negra y rasgos idus.
Mi cuerpo tembló cuando mis oídos escucharon su voz...
- Hola, que tal? como te lliamas?
* Isabel, dije yo casi sin respirar
- Yo Abdul
* -------silencio-------
- Donde vas?
* a trabajar
- si, pero donde?
* -------silencio-------
- yo voy Príncipe pío y tu príncipe pío
* Si... nooo... siiiii voy allí.... vía 1
- nos tomamos algo antes de tu trabajar
*No, lo siento, tengo que ir a trabajar
- ------silencio-------
* -------silencio-------
Mientras manteníamos esta conversación yo me dirigía nerviosa a mi anden y él me seguía por toda la estación
-yo Quiero hablar contigo y tomar algo solo
* no, ahora no, lo siento tengo que ir a trabajar.
Ya en el anden el seguía insistiendo y además pidiendome el numero de móvil para tomar algo otro día decía, en ese momento dude por unos minutos en dárselo, mi corazón y mi cuerpo querían volver a verle, pero mi cabeza me decía que no, que no me volviera loca y no le diera el número.... y pasaron unos largos segundos antes de que mis labios comenzaran a lanzar uno a uno y sin apenas quererlo los números de mi teléfono móvil... 6........
El tomo nota en su móvil y tan pronto termine de decir el último numero me hizo una llamada perdida...
Entonces le dije
*¿es que no te fías? ¿piensas que te di un numero equivocado?
-No, no, me dijo, tu no tienes cara de engañar a la gente.
Yo me eche a reír sabiendo que lo había echo para comprobar que no le había engañado y en ese momento me despendí de él.
* Bueno, te dejo que me tengo que ir viene mi tren
Se despidio de mi con dos besos un poco apreataos para el poco tiempo que le conocía y se dirigio a las escaleras a coger su tren
Mientras yo me dirigí a mi tren que ya había abierto las puertas, pero de repente note su voz detrás de mi..
-Perdón bonita, te puedo acompañar hasta chamartin??
* Haz lo que quieras el tren es de todos, le dije yo
Y se subió conmigo al vagón, Y se sentó a mi lado esta vez.
Durante el camino intentamos mantener una conversación que, en principio parecía embarazosa, de que pueden hablar dos desconocidos que se acaban de conocer?
Pues el de mis ojos, mi pelo, mi cara...
Yo preferí preguntarle de donde era, me dijo que era Pakistaní, entonces entendía sus rasgos Hindues y su tez morena.
El pasaba el brazo por mis hombros y con la otra mano tocaba la mía mientras e decía palabras cariñosas.
Cuando llegamos a Chamartin el se despidio con un beso en mis labios que yo le cambie por dos en las mejillas... "no te parece que es un poco pronto para ese tipo de beso? le pregunte, el me sonrio y se marcho comiendome con la mirada.
Yo contnue mi viaje hasta mi estación...
Aquella noche mi cuerpo estaba cuidando de mi paciente, mientras mi mente contienuaba al lado de Abdul, esos ojos negros, esa mirada penetrante, esa sonrisa cautivadora... Y no se hizo de rogar mucho.
Sono mi telefono y cuando lo fui a coger se corto.
Yo seguia inmersa en mis pensamientoscuando note que sonaba de nuevo
* ¿si?
-hola Isa, soy Abdul, que queria que mañan quearamos por la tarde y tomar algo
*pues mira lo siento pero no puedo, tengo que trabajar....
El continuo insistiendo y cambiando la hora de la cita en varias ocasiones, hasta que logro que le diejera que si , que aceptaba quedar con él.
A la mañana siguiente nos veriamos en Principe pio.
Yo pase la noche dandole vueltas a la osadia que habia cometido, pero a la vez pensando que habia echo muy bien en decirle que si, y vivir esa nueva aventura para mi, sin saber que me iba a encontrar mañana

Y pasó la noche.....
Cuando sali de trabajar me dirigi a Principe Pio, donde me esperaba mi nuevo amigo, aunque se supone que deberia sentirme nerviosa, no fue así, iba muy tranquyila y segura de lo que hacia y pensando en como sería nuestro encuentro
Cuando llegue a la estación alli me estaba esperando.
Me rodeo con sus brazo y me beso en los labios con un beso largo y profundo que me hizo estremecer, me llevo de la mano a un bar cercano y alli pidio dos cafes
Mietras no ponia el cafe y el iba y venia de la mesa que habiamos ocupado se agacha hacia mi y me daba besos y me agarraba, y me miraba a los ojos y me decia lo Bonitos que le parecia
Yo apenas articulaba palabra y solo acerte a decir "Si vamonos a un Hotel" cuando el me lo propuso
Cogimos un taxi que nos llevo hasta un hotel de la zona y una vez alli...

Comenzamos a denudarnos mutuamente, el a mi y yo a el..
Poco a poco fuimos descubriendo nuestros cuerpos, el me besaba yo de devolvia los besos, y entonces baje mi mano hasta meterla por sus slips de Calvin claine y notar su polla dura y grande dentro de ellos
Entonce le empuje sobre la cama y gatee por su cuerpo hasta que mi sexo se acoplo perfectamente a la altura de su verga.
Pufff, la notaba caliente entre mis labios mayores y notaba como palpitaba y crecia aún más y mas...
Mientra el saboreaba mis pezones, primero uno y luego otro... Uhmmm, mi cuerpo temblaba de placer
Y entonces el en un movimiento brusco pero suave, me volteo y me puso bajo su cuerpo quedando a su merced, yo abri mis piernas y le dije "follame ahora"
A el se le puso cara de sádico y me embistió con una fuerza con la que antes nunca nadie lo habia echo, y lo hizo una y otra vez sin importarle si yo disfrutaba o no, el seguia mentiendomela hasta el fondo una, otra y otra vez más hasta que se corrio dentro de mi...
Cundo hubo acabado, le mire a los ojos y le pregunte
* Has disfrutado??
-Ahgg, siii, mucho, me dijo.
Yo le mire, y le dije...
* Pues yo apenas me he enterado, asique ya te estas recuperando y cumpliendo como un hombre!!!
El se levanto de la cama se dirigio a cuarto de baño y regreso en minuto y medio empalmado de nuevo.
Esta vez, Fui yo la que tomo el mando de la situación y me monte sobre su falo, metiendomele poco a poco hasta que encajo perfectamente, entonces comence a cabalgar sobre el mientras el sobaba mis tetas y lamia mis pezones.
Uhmmmm, Ahggggg, siiiiii
No pares, sigue moviendote mi rey!!! siiiiiiii
Cuando ya llevabamos un rato sumidos en la pasión del sexo, me llego el turno a mi y
Siiiiiiiiiiii
Yaaaa aaaa
uhmmmmmmmmmmmm
...............................................................
Nos dimos una ducha, nos vestimos y salimos corrieno de nuevo por la puerta del hotel, no era demasiado pronto y teniamos cosas que hacer, apena nos despedimos, pero me dejo un recuerdo que nunca olvidaré....

piiiiiiiiiii
piiiiiiiiiii

Proxima estación Ramón y Cajal, estación en curva, tengan cuidado de no meter el pie entre coche y anden...

Y me baje en mi estación a trabajar un día más.

lunes, 30 de marzo de 2009

Imaginaros.......

Imaginaros....... Tú tumbado en una cama, atado de pies y manos, y desnudo. Yo, desnuda también, subiendo por encima de ti, gateando tú cuerpo, con mis pechos colgando y rozando tú piel, la de tus piernas...veo tu polla tiesa, esperando mis labios, mi lengua. Mi nariz roza tú glande, luego mis labios, que he humedecido con mi lengua, suave, despacio, noto un pequeño movimiento, si... te estas excitando más, me pongo a ahorcajas sobre tus muslos, mi vagina los roza muy abierta y mojada, mientras tomo tú pene con una de mis manos, ufffff, que tamaño!!!! Comienzo a menear tan hermoso falo, despacio, mientras mordisqueo suavemente tu glande, mi otra mano acaricia tus ingles, tus huevos y vuelve a la zona del pene. Abro mi boca y meto tu pene dentro de ella, siiii, hasta dentro, mi lengua juega con tu polla, la succiona, la relame..... Mientras mi mano sigue masajeando la base, subo y bajo mi boca, chupo una y otra vez, hasta que noto que te viene, siii ya llega..... Y de repente brota como una fuente, en mi boca, en mis labios, te mueves por el orgasmo del momento.... siiiii......................

Mirame


Me quitare la ropa despacio...mientras tú observas como me desnudo. Bajare los tirantes de mi camiseta de lycra, que, pegada a mi cuerpo te deja intuir mis pezones erectos, primero un hombro, después el otro, resbalan lentamente, mientras saco los brazos y saco la camiseta hacia arriba, mi pelo se mueve y mis ojos te miran fijamente sin apartar la vista de los tuyos… Sigues mirándome quieto, pero en tus ojos puedo leer tú deseo, se que quieres acercarte, pero yo no te dejo… Ahora bajo mis manos por mis caderas, metiendo mis dedos por la cinturilla de mi pantalón corto, lo bajo un poco… tú aciertas a ver mi ombligo, un poco más lentamente…si, si…mi monte de Venus espera impaciente que lo explores, que lo toques y lo acaricies suavemente, creo que no va a poder esperar, sigo bajando mis pantalones hasta alcanzar las rodilla, tus ojos se dilatan al comprobar que hoy no llevo bragas… Y… no puedes resistirlo, te acercas a mi, una vez que me he sentado en mi silla de nuevo, oigo como gateas por debajo de la mesa del escritorio, abro mis piernas un poco porque preveo que te acercarás a mi…siento tus manos en mis rodillas apartando un poco más mis piernas, mi vagina se humedece imaginando lo que va a venir en este momento, si, ummmm, siento tu lengua rozando mis ingles, siento tus labios mordisqueando los míos, siento tu lengua rozando apenas mi clítoris y bajando hasta mi vagina, mientras tú saboreas el jugo de mi placer, el jugo caliente que noto correr por mi piel, por mis piernas, mi cuerpo tiembla y apenas acierto a pulsar las teclas del ordenador, no puedo concentrarme pero… sigue amor. Mi escritura se entre corta, no puedo seguir, suelto el teclado, agarro con mis manos el borde de la silla, ofreciéndote más mi cadera, esperando que me penetres con tu lengua, pero tú sigues jugando con ella, dándome placer, estremeciendo mis sentidos, creo que no puedo más… mi corazón se acelera, el ritmo se hace más intenso, subo más hacia ti mis caderas, ¡¡¡¡cómemelo ya!!!! Siiii no puedo más… Creo que mi corazón va a estallar y el placer va a inundar mi cuerpo, cada centímetro de mi ser se estremece en el orgasmo, un orgasmo que llega lento… siii, ahora… ummm, de nuevo, ahggg otra vez……….

Tock, tock.....


Tock, tock..... Llaman a la puerta del despacho..... Jorge levanta la mirada de los documentos que estaba revisando y dice: ADELANTE!!!! La puerta se abre y una figura muy femenina cruza el umbral, María mira fijamente y dice; con su permiso Sr Director. Ese Día, María lleva un vestido de gasa transparente, que al trasluz de los ventanales que hay en el otro extremo del despacho, deja ver su estilizada figura Jorge traga saliva, consciente de la figura que se aprecia debajo de la fina tela; Adelante tome asiento señorita; que se le ofrece? Al tomar asiento, el vestido se sube lo suficiente para dejar ver casi sus ingles... María nota cómo la mira de reojo, y estira su espalda con la intención de que el canalillo de su pecho quede aún más al descubierto, la ágil mirada de Jorge se posa en ese momento en su escote y sus ojos bajan hasta percibir sus pezones duros bajo la transparencia de la gasa..... En ese momento Jorge piensa “mmmmn DIOS MIO!! No puedo desviar la mirada... me está poniendo muy cachondo la visión de esos pezones que parecen tan duros” Entonces él, premeditadamente, toma asiento en un sillón bajito que hay al lado de la silla que María ocupa, de tal manera que la obliga a girar la silla hacia él, Jorge sigue sumido en sus pensamientos... deseo tocarla, no puedo contenerme es muy sensual y desea que ella escuche sus pensamientos... “por favor abre tus piernas y déjame ver que llevas debajo, me excita pensar que llevas un tanga que solo puede guardar el clítoris mmmmn” Y como si realmente María escuchara esos pensamientos, abre sus piernas lo justo para dejarle ver su tanga negro transparente y él entonces lo ve, siiii un escueto hilo tapa apenas ese coñito sabroso, que empieza a tomar vida cuando María ve como los ojos de él se clavan en su sexo.... uhmmmm es como si su mirada pudiera masturbarla. Ella comienza a hablarle sin mucho sentido, ya que la esta excitando saber que le esta poniendo cachondo y premeditadamente, abre un poco más las piernas para que tenga una visión más excitante aún...... Jorge nota como su pantalón le empieza a oprimir por la zona de su bragueta, piensa “Uhmmm que raja que puedo intuir con aquella minúscula prenda, si incluso puedo ver que se le sale un poco el labio de su coño” Joder!!! Que bello!!! Cuento los segundos para saborearlo” De repente él nota que ella esta excitadísima ya que no para de pasarse la lengua por sus carnoso labios pidiéndole con tu mirada que se lance a tocárselo... el se acerca de rodillas y suavemente y acaricia tu entrepierna, ella se deja hacer y abre sus piernas y con sus manos acerca la cabeza de Jorge hacia su coño caliente, este arranca el tanga de María sin apenas esfuerzo y comienza a lamer su clítoris con suavidad, mete su lengua una y otra vez y con sus dedos masajea el clítoris de ella mientras gime de placer, entonces ella siente un espasmo de placer que la inunda y se corre en su boca. El, poco a poco se levanta y la tira del vestido hacia arriba dejando la desnuda frente a el, María tiene un cuerpo perfecto, sus pechos bien torneados y sus curvas sensuales le hacen desearla aún más, y ella en ese momento le desabrocha el pantalón y se lo baja junto con sus slips, dejando al descubierto su polla tersa y dura. María se relame de gusto y comienza a besarla y chuparla, El se excita y nota que no puede contener el flujo de su leche dentro de el y en un estallido de placer se corre el la boca de María que saborea tan rico manjar resbalándole por sus labios y su cuello hasta sus pechos, se levanta y le besa los labios apasionadamente....